La crisis durará mientras haya paro elevado

Crisis

¿Hasta cuándo durará la crisis en España? ¿Qué momento de la depresión vivimos? ¿En qué condiciones saldremos? Si nadie predijo la hecatombe económica que se avecinaba, no voy a vaticinar ahora cuándo saldremos de ella.

Animado por el opendata, he husmeado en algunos indicadores socioeconómicos para ver, primero, si sacaba agua clara y, segundo, para comprobar el grado de accesibilidad de algunas fuentes. He aquí un breve análisis de la crisis según las tendencias del paro, la exclusión social, el crecimiento de la población, la creación de riqueza y la evolución de las protestas en España.

Si paro, crisis

Si algún indicador mide la vitalidad económica de un país, este es el desempleo. Al fin y al cabo, los parados sufren la crisis como nadie. Es cierto que la inversión en partidas sociales –educación, pensiones, sanidad…-, también dice mucho, pero sospecho que, si no hubiera paro, casi no hablaríamos de crisis.

Entre 2008 y 2013, el desempleo escaló posiciones hasta alcanzar una tasa del 26%. Desde entonces ha descendido para situarse en el 20% a principios de 2016, según Eurostat. O sea, el número de parados ha bajado de la cuarta a la quinta parte de la población activa en tres años. Esto podría esconder precariedad, es decir, el empleo ha mejorado a expensas de aumentar la explotación laboral y de empeorar las condiciones en el trabajo.

A mi juicio, pasará mucho tiempo hasta que las cifras de desempleo desciendan a niveles previos a los de la crisis. Pero nunca se sabe. A veces, hay vuelcos inesperados. En todo caso, siempre deberemos tener en cuenta sueldos y horarios para valorar la recuperación.

Riesgo de pobreza en alza

[Tweet “Entre 10,4 y 13,6 millones de personas vivían en riesgo de pobreza en España en 2014. #crisis”]Sea cual sea el índice, en España hay muchísimas personas en riesgo de pobreza y exclusión social: entre 10,4 y 13,6 millones en 2014. Esta gráfica muestra un medidor basado en la renta y otro, europeo, que incluye también falta severa de bienes y hogares con escaso empleo. España se ha impuesto rebajar el riesgo de pobreza en 1,4 millones de personas para el año 2020.

Menos extranjeros

[Tweet “La población extranjera en España ha disminuido en un millón de personas desde 2011. #crisis”]A finales de siglo XX y principios del XXI, la inmigración alcanzó en España cotas nunca vistas en democracia. La población autóctona ha seguido creciendo durante la crisis, pero no así la extranjera, que ha caído en un millón de personas desde 2011, cifra que significa una merma del 17,8 %. Esto hace que, en conjunto, España haya perdido 640 mil habitantes desde 2012, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Salario mínimo ridículo

En enero de 2008, el salario mínimo interprofesional (SMI) era de 700 euros y a principios de 2016, de 764,4 (en 12 pagas). Durante todos los años de la crisis, el SMI prácticamente no ha crecido, salvo en los inicios. En esta gráfica de Google Public Data podemos cotejar el SMI español con el de otras democracias europeas, como la de Francia o Reino Unido.

Las manifestaciones se multiplican por diez

[Tweet “Las protestas se multiplicaron por diez entre 2007 y 2014. #crisis”]Las protestas se multiplicaron por diez entre 2007 y 2014. Pero estas cifras cojean. Por un lado, habría que restar las concentraciones ajenas a la crisis (contra el terrorismo, por ejemplo). Y por otro, añadir las que no se comunican a los gobiernos. Antes de 2010, el ministerio desglosaba las protestas en comunicadas, no comunicadas y prohibidas, pero, a partir de ese año, solo apunta las primeras. A modo de ejemplo, en 2009, no se informó al gobierno de 5.455 congregaciones. Suponemos que siguen existiendo muchas manifestaciones de las que no se advierte a las autoridades.

La siguiente gráfica revela el número total de manifestaciones comunicadas hasta 2014, último año en el que el Ministerio del Interior publica información. En 2014, no están incluidas ni Catalunya ni Euskadi, y, en 2013, falta Catalunya. Ahora ya están incluidas todas. No obstante, el gobierno de Euskadi no habla de comunicadas, sino de consumadas. A la espera de datos para el 2015, parece que ha habido un cambio de tendencia respecto a 2013.

La cartera que encabeza Jorge Fernández Díaz a veces dificulta la descarga de datos en formatos reutilizables. Por ejemplo, para años anteriores al 2012, hay que revisar los anuarios estadísticos, que se presentan en formato PDF.

En este mapa podemos observar en qué provincias ha habido más manifestaciones en 2014, sin contar Catalunya ni Euskadi (he solicitado estos datos a las dos comunidades, cuando los reciba los añadiré).

El periodismo de datos cobra relevancia especial en este mapa porque de un vistazo detectamos que algo ocurre en Cádiz. Si bien es lógico que los territorios más poblados lideren la clasificación de protestas, no lo es tanto que Cádiz –con 1,2 millones de habitantes- concentre 3.205 marchas, cifra superior a la de provincias con una población similar. Cádiz sufre como pocas la lacra del paro (más del 41% en 2014), factor que podría explicar el elevado número de protestas.

Bajan los precios

Veamos ahora la evolución de los precios en la cesta de la compra. Entre 2009 y 2012, el ciudadano perdió poder adquisitivo al subir el IPC. Pero en los últimos años, si nos atenemos solo a los datos del índice, con la temida deflación, empieza un tímido repunte.

El PIB del 2015 equivale al de 2007

EL producto interior bruto cayó los primeros años de la crisis. A partir de 2013 y 2014, empieza a incrementarse, pero todavía no ha alcanzado el monto de 2008. El 2015 equivaldría a la riqueza de 2007, el año previo a la crisis.

[Tweet “El PIB de 2015 equivale a la riqueza de 2007, el año previo a la #crisis”]

¿Salir de la crisis? Sí, pero cómo

España ocupa la decimoquinta posición en la clasificación económica mundial. Pero más que escalar posiciones y amasar fortuna, deberíamos preguntarnos quién se beneficia, cómo y a costa de qué o quiénes.

Si los empleos son precarios, si las inversiones sociales insuficientes, si no se toman medidas políticas contra el fraude y la corrupción, si la economía no se diversifica ni tiene en cuenta a los más desfavorecidos ni al planeta, si no centramos esfuerzos en investigación y desarrollo, la crisis se perpetuará o se convertirá en cíclica, y la victoria, en pírrica. Y siempre sufrirán los mismos.

¡Recibe las novedades!

Recursos para periodistas y comunicadores, actualidad y comentarios.

¡Ayúdame a difundir el post si te ha gustado!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*