Códigos QR en periodismo

Códigos QR en periodismo
Escanea los códigos de arriba para acceder desde el móvil a esta web y a mis perfiles en las redes sociales.

Los códigos QR en periodismo están presentes, pero no de manera masiva. Mi primer contacto con ellos fue en 2012, cuando mantuve una reunión con una productora que deseaba desarrollar un proyecto para extender el turismo de Barcelona a los barrios periféricos. Se fijaron en mí porque encontraron un blog de noticias que por entonces actualizaba sobre mi barrio, por el que deseaban empezar.

Tiempo antes, había conocido los códigos QR como parte de un curso sobre Realidad Aumentada y educación. Les sugerí que una manera fácil y económica de divulgar el patrimonio del barrio podría ser imprimiendo los códigos QR en plafones distribuidos por lugares de interés. Y que redirigieran a vídeos explicativos, por ejemplo, o a fotos antiguas.

En este artículo, repasaremos qué son los códigos QR, cómo nacieron, para qué se usan, cómo podrían emplearlos los medios en la versión impresa, cómo –de hecho- lo utilizan algunos, si vale la pena su implementación, y cómo crearlos y personalizarlos.

1-¿Qué son los códigos QR?

El código QR, visualmente, es el cuadrado de la imagen de más arriba. Es una matriz de puntos que almacena información. En 1994, la empresa japonesa Denso Wave creó los QR –Quick Response- para identificar con rapidez qué piezas había en el interior de los embalajes.

Por aquella época la web estaba en sus inicios, pero tiempo después estos códigos se han extendido hasta abarcar, sobre todo, el comercio –anuncios de publicidad-, pero también la educación y comunicación. Los QR o códigos bidimensionales han representado y representan los albores de la realidad aumentada.

Un código QR puede vincularse a una serie de letras o números o a una dirección web. Por lo tanto, con un QR podremos enlazar a texto, imágenes, ilustraciones, animaciones, vídeos, sites, etc, todo aquello que pueda albergar una web.

El código QR se convierte así, por un lado, en el artífice de la simbiosis entre la realidad física y la virtual o, lo que es lo mismo, entre el papel y la web. (Ya veremos en el futuro si el prometedor grafeno cumple las expectativas y ofrece una segunda juventud a la prensa escrita).

Por otro lado, el QR dispone de una condición ausente en la dirección acortada, la cual haría la misma función que el código. A saber, es más divertido un QR porque, queramos o no, jugamos un poco, y además es más cómodo escanear que teclear. Desde esta perspectiva, los QR se adentran de lleno en la gamificación.

2-Códigos QR en periodismo: propuestas de uso

Propuestas de uso de los códigos QR en prensa escrita:

  • En una entrevista. En el papel, el diálogo estará editado: preguntas eliminadas, respuestas resumidas, cuestionario desordenado, estructura adecuada para marcar un ritmo… todo ello, como sabemos, debido a la falta de espacio y al tamaño del encuentro original. En estos casos -imaginemos una entrevista a Putin tras haber ordenado la retirada de tropas en Siria-, muchas personas querrían escuchar el audio o el vídeo entero de la entrevista. Aquí un QR iría de perlas.
  • Noticias o críticas sobre estrenos musicales, cinematográficos o teatrales podrían vincularse mediante el Bidi a un tráiler.
  • Cuando a noticias volcadas sobre el papel, les corresponde su gemela o complementaria en la web ya sea con vídeos, audios, gráficos interactivos o galerías de imágenes. Por ejemplo, en casos de desastres o nevadas, las fotos adquieren un plus noticioso y de reclamo, y en el papel solo caben unas pocas.
  • Ante unas declaraciones intempestivas, usar el código para vincular al fragmento de audio en cuestión.
  • En exclusivas de corrupción, por ejemplo, enlazar directamente a documentos –PDF- incriminatorios.
  • Ante una noticia capital, enlazar a todas las actualizaciones que se hayan producido en las siguientes horas (para ello, en la web, habría que encajar cualquier última hora en una sección, etiqueta o categoría que se hubiera creado con anterioridad)
  • A webs o blogs externos al medio si la importancia del suceso narrado lo requiere.
  • En exclusivas, enlazar a los botones de social media para que se comparta la noticia.
  • A encuestas o foros relacionados.
  • En géneros de opinión, enlazar a otros artículos del autor.
  • ¿Y difundir el portal de noticias mediante QR en el merchandising del portal –tazas, camisetas…-, si es que lo tiene?

3-Medios que utilizan códigos QR

He repasado algunas cabeceras y revistas mensuales de temática diversa. El QR está presente, pero casi brilla por su ausencia. En La Vanguardia, El País, Ara y Expansión no lo he detectado. Sí, en cambio, en El Periódico de Catalunya y El Punt Avui.

La sección de crítica televisiva de Ferran Monegal de El Periódico de Catalunya lo utiliza para referirse a las piezas objeto de su crítica. Asimismo, el diario enriquece los estrenos cinematográficos de los viernes con un QR vinculado a los trailers.

Códigos QR en periodismo
En la tercera página de El Punt Avui aparece el código.

En el Punt Avui aparece para captar nuevos registros en su web. El QR invita al lector a disfrutar por un día de todos los servicios del portal si accede a través del código y se registra. Esta es una propuesta de uso añadida que no hemos mencionado más arriba.

El director de Web y Sistemas de información de El Punt Avui, Josep Madrenas, explica que “es un servicio para los lectores”. Reconoce que no consiguen muchos registros, pero sí algunos. Desde que implementaron el código, en noviembre del año pasado, han atraído menos de un centenar, pero cualquier nueva inscripción es bienvenida. Josep Madrenas añade que quizás en el futuro sumarán nuevos servicios a través del QR, pero esta vez en la misma web, no en el papel.

En revistas mensuales, tan solo he visto el código Bidi en Cambio 16, Filosofía Hoy, revista de Psicología y París Match. Está desaparecido en National Geographic, Historia y Vida, Geo, Time Out, Muy Interesante, Qué leer y Time. Es posible, sin embargo, que algunas de estas publicaciones lo utilicen en algunos números y no en otros, o que lo hubieran empleado en el pasado y hayan dejado de hacerlo.

Cambio 16 lo incorpora en la sección Redes para dirigir al lector a la sección homónima on line y poder así pulsar en los diferentes enlaces. La revista Filosofía Hoy se aprovecha del código para atraer tráfico hacia los foros de Facebook o hacia la web (por ejemplo, invita al lector a escanear el código si desea leer más consejos prácticos para aplicar la filosofía en la vida). Paris Match se vale de ellos para mostrar un vídeo de los Cesar.

Códigos QR en periodismo
La revista Psicología Práctica enlaza a blogs o webs externos.

La revista Psicología los utiliza de una manera diferente, ya que vincula los códigos al blog o la web de la persona entrevistada, por ejemplo, y no al portal de la revista. He intentado comunicarme con ellos para que me explicaran las razones, pero no he recibido respuesta. Imagino que buscan, sobre todo, añadir valor al contenido.

4-¿Vale la pena usar los QR en los periódicos?

Según la última encuesta de la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC) a usuarios de internet, el uso de los QR se ha elevado en los dos últimos años. Pero hay que ser cautos, la prospección mide los accesos a las webs en general, no a los medios de comunicación. Aún así, en dos años el uso ha aumentado y las personas que dicen no haberlo utilizado nunca han disminuido. Han pasado de uno de cada tres a uno de cada cinco.

El siguiente gráfico lo he elaborado a partir de datos de la AIMC. Y el segundo, es de Google Trends, e indica el interés por los QR en Google a lo largo del tiempo.

El director de Web y Sistemas informáticos de El Punt Avui asegura que hay medios que lo han retirado, pero defiende que se ha de experimentar. A mi juicio, no se pierde nada por aumentar la presencia de QR en medios impresos. Aunque por motivos de espacio y crematísticos creo que no debería abusarse, y en cada número utilizarlo unas pocas veces. En lo más especial.

5-Cómo generar un QR y personalizarlo

Generar un código QR es la mar de sencillo: accede a uno de los múltiples generadores que pululan por la red, sigue los pasos que te indican y listo. Algunos generadores son, por ejemplo, QR Channel, Kaywan o QR Code. (Las imágenes que encabezan este artículo, Códigos QR en periodismo, las he generado con la última aplicación).

Tan solo ten en cuenta tres cosas:

-Primera, elige un QR dinámico si la dirección vinculada podría cambiar una vez impreso el código. Además, en muchos casos, ofrecen servicios estadísticos.

-Segunda, algunos generadores permiten personalizar los códigos con tamaño, color, fondo y logo central. Es una opción que no habría que descartar, para así adecuar el QR al diseño del medio. Si apuestas por la personalización, asegúrate de que el lector lo escaneará bien, ya que la falta de contraste o el tamaño diminuto podrían dificultar la lectura.

-Tercera, añade algún texto que acompañe al QR para que el lector sepa qué se le ofrece. E incluso no iría mal una anotación al inicio de la publicación indicando cómo deben leerse los códigos; no todo el mundo los conoce.

Una vez creado, habrá que escanearlo, ¿no? Tan solo hay que buscar una aplicación a través del móvil. Incluso algunos teléfonos ya es posible que la incorporen de serie. Quien escribe utiliza QR Droid, pero hay cientos. Espero que después de leer este artículo algún medio se anime a invertir un poco de tiempo y espacio en el QR.

Ahora te toca a ti. ¿Qué otros servicios piensas que los medios podrían ofrecer con los códigos QR? ¿Conoces otros ejemplos? ¿Y otros generadores de QR a aplicaciones para escanear?

 

¡Ayúdame a difundir el post si te ha gustado!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
¡No te pierdas ningún post!

Recursos para periodistas y comunicadores, actualidad y comentarios.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*